La pandemia originada en China y extendida por varios países de Europa llegó hasta México a principios de Marzo de 2020. La llegada del COVID-19 no sólo trajo una enorme preocupación en la población, debido a la rápida propagación entre las personas y la inminente crisis económica, sino que puso de manifiesto el impacto en uno de los temas que se reclaman en cada marcha del 8M, la igualdad de género.

Este periodo de #QuedarseEnCasa, mientras que para una parte de la población representa una oportunidad para conocer mejor las fortalezas de la familia y la recuperación de actividades, olvidadas por la rutina diaria, para otra parte representa una situación que pone de manifiesto que las mujeres siguen estando en peligro, aún en medio del confinamiento; el hecho de verse obligadas a convivir con la persona que las violenta ha sido uno de los aspectos que ha salido a flote en estos días.

A estas mujeres vale recordarles que a pesar del confinamiento, se pueden poner en contacto con la Red Nacional de Refugios A.C. para obtener ayuda.

Ahora bien, las mujeres han sido desde tiempos inmemoriales las encargadas de sostener el núcleo familiar a través de cuidados y trabajos no remunerados, históricamente impuestos por el género masculino. Por si no bastara con el trabajo diario que realizan las mujeres, con esta pandemia recae aún más en ellas el cuidado de la familia. Las estadísticas2 muestran que las mujeres realizan tres veces más labores domésticas (no remuneradas) que los hombres.

Vamos a recordar un poco de historia: Desde los tiempos de Cristo la iglesia decía que “el marido es la cabeza de la mujer, así como Cristo es la cabeza de la Iglesia” (EF.5:23). Luego, uno de los ilustres filósofos griegos, Aristóteles, decía que los hombres debían gobernar y las mujeres obedecer.

Nos remontamos a la Historia para evidenciar que la falta en la igualdad de género viene de siglos atrás. Ahora bien ¿en qué punto nos encontramos en la lucha por la igualdad de género?

Si hablamos de México, un reporte del índice global de brecha de género, emitido por el Foro Económico Mundial, dice que si bien ha aumentado la inclusión de las mujeres en escaños políticos, existen muchos otros rubros donde esto no ha sido así. Las razones, como lo explica la ONU mujeres son varias, entre ellas: leyes y prácticas  discriminatorias, estereotipos de género, desigualdad en el acceso a la educación, violencia contra las mujeres y niñas, matrimonios de niñas y adolescentes, falta de ingresos propios o del control de los mismos, entre otras.

En siguiente imagen vemos el Top 10 de los países del continente americano con avances en la igualdad de género.

En la gráfica de abajo, tomada del reporte del Foro Económico Mundial1 podemos apreciar cómo está distribuido el porcentaje de hombres y mujeres, en distintas áreas de trabajo, siendo las áreas de ciencia y tecnología donde menos participación femenina existe.

En el mundo del entretenimiento, la situación es similar. Basta con mirar los festivales musicales, no solo en México sino en América latina. En nuestro país, un escaso 20% de participación femenina se ha hecho presente en estos festivales. Lo rescatable es que desde el 2019 se han realizado más eventos musicales, organizados por mujeres. En un mundo donde solo los hombres creían poder organizar festivales, las mujeres se han levantado en armas con sus voces e instrumentos, para mostrarle al mundo que sobra talento.

En esta época de pandemia, deseamos que en este periodo de confinamiento los hombres puedan reflexionar y actuar a favor de una igualdad de género mediante la distribución de responsabilidades equitativas, la empatía, la tolerancia y la real valoración de la fuerza femenina.

Deseamos también que mujeres y hombres tengan la oportunidad de evaluar su sistema de creencias personales, para percatarse de qué estereotipos han seguido, y romperlos como forma de apuntar hacia la igualdad de género.

¿No te parece irónico que en un país como México -donde es mayor el porcentaje de mujeres que lo habitan- sean los hombres quienes dirijan la mayoría de las actividades y sean quienes determinen leyes y reglas?

Algunos datos interesantes:

¿Existe algún país donde se haya alcanzado la igualdad de género totalmente?

No. La ONU mujeres reporta que a la fecha no se ha logrado esto en ningún país.

¿En qué lugar está rankeado México respecto a la igualdad de género?

En el sitio 25 de 153 países, según la ONU mujeres. Cabe resaltar que Nicaragua es el país latinoamericano con mayor avance en la igualdad de género, al tener la mayor representatividad de mujeres en escaños políticos. 

¿En qué beneficiaría una sociedad con igualdad de género?

Estudios que se han divulgado muestran que una sociedad se vuelve más sana cuando existe igualdad de género. Tener la visión de ambos géneros enriquece la cultura laboral, política y socio-económica así como coadyuva en el empoderamiento de la mujer.

¿Qué pautas se pueden seguir para la igualdad de género?

En el hogar:

·         Combatir los estereotipos que nos han impuesto a través de creencias heredadas.

·         Las labores domésticas son responsabilidad de todos quienes habitan un espacio, no nada más de las mujeres.

·         El uso de prendas, costumbres y actividades también debe cambiar. Dividir un mundo en “rosa para las niñas” y “azul para los niños” hace que perdamos la apreciación de matices que existen, en este mundo tan diverso en posibilidades y gustos.

En la escuela:

Fomentar el desarrollo de equipos de trabajo con igualdad de género.

·         Impartir clases de igualdad de género, como materia curricular.

·         Apostar por un cuerpo académico y administrativo paritario.

·         Fomentar la difusión y/o conocimiento de personajes femeninos importantes, en las tareas escolares.

·         Fomentar la elección de carreras profesionales tradicionalmente determinadas para uno de los dos géneros.

En el trabajo:

 Solicitar la inclusión de equipos paritarios en la resolución de problemas.

·         Apoyar la incursión de las mujeres en puestos típicamente ocupados por hombres.

·         Romper con los estereotipos de género. Apostar por labores basadas en fortalezas y habilidades, no en géneros.

·         Generar actividades que fortalezcan el empoderamiento de la mujer.

·         Implementar una cultura organizacional donde la igualdad de género sea uno de los pilares de los valores.

Estamos conscientes de que estas acciones son sólo algunas de las tantas que debes tener en mente. Aquí, mostramos algunas relevantes. No obstante, tenemos presente que hay un rezago aún latente en la remuneración a la mujer (20% menor que la del hombre), menos oportunidades educativas en mujeres y altos índices de violencia de género. Ojalá esta pandemia, como en su momento lo han sido los terremotos, nos una como sociedad y nos sirva para valorar más a quienes nos rodean.

Cita célebre

Como dijo Kofi Annan, ex secretario de la ONU: “La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”.

Te puede interesar:

10 libros para educar en la igualdad (para niñas)

10 libros esenciales en la lucha por la igualdad de género.

Fuentes

1 http://reports.weforum.org/global-gender-gap-report-2020/

2 http://reports.weforum.org/global-gender-gap-report-2020/the-global-gender-gap-index-2020/selected-country-performances/

3 http://www3.weforum.org/docs/WEF_GGGR_2020.pdf

En Somos Aurora® queremos leerte, déjanos conocer tu opinión en la sección de comentarios.