Hablar de Cristina Michaus es hablar de una mujer con múltiples facetas que la han llevado a ser una distinguida actriz y una comprometida activista social. Hoy, traemos una entrevista reveladora, donde nos deja conocer su historia de vida, parte de su vasta trayectoria y su invaluable labor como activista social que lucha para un mundo sin violencia de género. Entre su visión sagaz y sus palabras directas, te invitamos a conocer su impresionante testimonio, lleno de valentía, perseverancia, dolor, entrega y compromiso.

HISTORIA PERSONAL

  1. Es difícil hacer una entrevista a una artista (actriz, cineasta, directora, locutora, etc) con una enorme trayectoria como la tuya, sin embargo, en Somos Aurora nos gusta conocer quiénes son nuestras entrevistadas en sus propias palabras, así pues ¿cuál es la historia de Cristina Michaus?

En la Secundaria (a los 13 años), decidí que quería transformar el mundo y me di cuenta de que el teatro era un estupendo vehículo para lograrlo. Se lo comenté a mi padre, quien, a pesar de ser su hija única, con estupendas calificaciones escolares, no toleró semejante decisión, por lo que me “invitó a largarme de la casa”. Ahí empezó mi viaje y lejos de odiarlo por ello, le agradezco que me haya enviado a vivir la calle, las bodegas de los teatros, los jardines, las estaciones del Metro … ganarme la vida pidiendo limosna y a pesar de todo, no parar en mi trayectoria subversiva y amorosa. Logré graduarme como Licenciada en Artes por la Universidad Veracruzana y paradójicamente me dio un premio Ariel por una pequeña participación en la película “De la calle“.

Mucho teatro, cine, radio, tele, series, etc. ha corrido por las venas abiertas de mi vida durante éstos últimos 45 años. En realidad, la persona, la señora que camina y respira y tiene un pasaporte con mi nombre, o sea, “yo”, importa bien poco y no vale nada, pues, solo es un triste costal de carne y huesos … ¡ah!, pero dame algo qué interpretar, crear o regalarle al público y entonces se hace el Milagro. No soy una Actriz , soy una astilla de escenario; no soy “Artista” soy Abeja del Arte; no soy Diva, soy sacerdotisa del Templo y si me pones frente a una masa informe de gente , (entre más, mejor) , entonces me convierto en lo que realmente soy: Una médium, un vehículo, un tubo por donde se desliza el agua sagrada de la representación, para empapar “al que tenga oídos para ver ,  ojos para oír  y alma para existir”. Ah, y soy mamá…aspecto supercreativo de este largo viaje hacia la tumba.

ACTIVISMO SOCIAL

2. ¿Cuál es el momento clave en tu vida que te hizo volver los reflectores hacia una problemática social tan lastimosa y persistente como lo es la violencia de género?, ¿cuál es esa historia personal o ajena que fue el detonante para volverte activista social?

Siempre fui activista social. Recuerdo que alfabetizaba con mis padres, a grupos en colonias miserables; después a Obreros y Obreras; después a otr@s chav@s de la calle; luego el teatro clásico que adaptaba para funciones masivas de Teatro Escolar off/off INBA; talleres en los barrios mineros en Hidalgo; teatro callejero en Plazas del Centro Histórico del D.F. etc. Y al mismo tiempo era trotskista y al mismo tiempo casi me copta la guerrilla.

Pero conocer el asunto de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, transformó totalmente mi existencia. Escogí librar esa batalla y ya no hubo vuelta atrás. Conocer a una “muerta viviente”, una joven maquiladora que fue violentada en Cd. Juárez, dejada por muerta y cuya historia de crueldades inauditas y valor incomparable recogí en mi documental “Juárez desierto de esperanza“; conocer a las abuelas, madres, padres, hermanas e hij@s,  de algunas de las desaparecidas y convertirme en amiga de Esther Chávez Cano, luchadora incansable que a los 71 años decidió abrazar la causa de la denuncia … fueron hechos contundentes.

Otro detonador fue el rostro de mi hijo recién nacido, quien, con una mirada indescriptiblemente primigenia, me hizo comprender la enorme responsabilidad que implica caminar por esta tierra…su sabiduría desde muy niño, su fuerza y determinación para participar activamente contra la lapidación en Medio Oriente o en la defensa de especies en peligro de extinción, han sido la inspiración más pura de mi vida y son las razones  que me hacen llevadero el día a día.

Mira “Juárez desierto de esperanza”, el primer documental independiente sobre los feminicidios en Ciudad Juárez, realizado por Cristina Michaus.

3. Eres de las primeras mujeres en realizar un documental sobre las muertas de Juárez, sobre aquellos cientos de mujeres que han sido víctimas de feminicidio.  ¿Cómo llegó esa oportunidad (o necesidad) de realizar ese documental?

Hace 23 años, me movía la justa indignación. Descubrir que nadie había hecho un documental sobre el tema, me sublevó. Todo lo que ha sucedido después, es consecuencia de la avalancha que provocó este hecho, incluyendo las amenazas,  las agresiones concretas,  la persecución y el señalamiento.

Un día de 1999, vi en la portada de la revista Proceso, la foto de un pie femenino, semienterrado, enfundado en una zapatilla de tiras blancas…ahí en la arena, del implacable desierto juarense… el daño en mi alma estaba hecho y aquí sigo …y sigue mi documental dando vueltas por el mundo; traducido al chino, al alemán, al japonés; presentado en cientos de foros y medios de México y el mundo …. y mi obra de teatro “Mujeres de Ciudad Juárez”, que representé como monólogo durante 18 años y ahora tomada por el grupo Teatro Travieso, de la Universidad de Wooster, Ohio, se ha presentado en 25 Universidades y ha ganado premios a lo mejor del Teatro Político Universitario en USA, ha recorrido Colombia, Ecuador, Grecia, Bélgica y próximamente India.

Y te corrijo: no son cientos … son miles, quizá ya decenas de miles, cosa que no importa, pues con UNA SOLA MUJER bastaba para que este Estado podrido,  ya hubiera actuado. No lo ha hecho … no lo hará …porque para el Estado patriarcal cuya más grotesca manifestación es el presidencialismo mexicano, las mujeres somos mercancía, carne de cañón, herramientas …y nos han hecho tragarnos la consigna de que “debemos aguantar“, que somos “Poderosas guerreras invencibles“”. No somos heroínas … somos mujeres, seres humanos , vulnerables , falibles y por ello mismo, merecedoras de TODO RESPETO y de TODA POSIBILIDAD para desarrollarnos.

Esta “Batalla” de Ciudad Juárez, a mí me derrotó para siempre y vivo cargando mi derrota: sobre-estimé mi fuerza y al final me destruyeron y destruyeron la familia que había formado. La violencia inaudita hacia mujeres y niñas me arrancó la fe en Dios junto con los ojos de una niña de Lote Bravo a la que le sustrajeron los ojos en un ritual absurdo y grotesco… vivo derrotada, sin Dios, sin Patria, pero nunca callada, nunca comprada. Muerta pero consciente y alerta. Y si algo he aprendido, si algo me ha enseñado la Historia es que no hay solidaridad más grande y pura, que la que existe entre las muertas, porque hay las que se pasan de vivas y traicionan las mejores causas de las Mujeres.

4. Ahora con esta pandemia, en donde hemos visto que se ha disparado el índice de mujeres que sufren violencia de género en sus propios hogares, ¿has notado o sabido que las mujeres han levantado más la voz para denunciar estas situaciones?, ¿qué consejos les das a aquellas que viven esta situación, en medio del aislamiento social?

Me sorprende que las víctimas hayan denunciado, me sorprende y me alegra, porque es un gran paso. Mi segundo documental se llama “Te digo un secreto“y fue realizado en el Albergue que existía en la Alcaldía Alvaro Obregón y que la “4T” decidió cerrar junto con todos los demás. Sé y leo las noticias que se filtran en los medios. Las mujeres victimas y victimarias de otras mujeres, niñas y niños… Claro que sé que ha aumentado todo con el encierro y con la depauperización de la economía. Me conmueve hasta las lágrimas (de rabia) que saquen el bulto hablando de “datos”. Decía Esther Chávez Cano: “Todo se partidiza y ¿qué no se dan cuenta de que a las mujeres víctimas de violencia no les preguntan de qué partido son o por quién votan?

Respecto a los consejos, primero el básico y primordial: Tu amor no va a cambiar a quién te lastima. Con tu amor no va a dejar las drogas, no va a salirse de las bandas de narcomenudeo, no va a dejar el alcohol ni su preferencia por ser violento o violenta. Segundo: Vas a tener que ser muy astuta para poder irte, salvarte (y desgraciadamente ya no puedo decirles a las mujeres que “busquen ayuda profesional”); la “4T” desmanteló toda política pública de protección hacia las mujeres en situación extrema. Ya no hay albergues a donde se puedan refugiar las mujeres con sus hijos. Entonces, tendrán que decidir… huir, pasar hambre y desnudez con sus hijos o seguir en esa permanente esclavitud. Obvio que no estoy hablando de las mujeres de la clase media, sino de aquellas en extrema pobreza … las que nunca leerán mis pingues consejos. 

A las que están leyendo esto: amigas, en verdad: NADA VALE MÁS QUE TU LIBERTAD. La vida es demasiado corta para desperdiciarla en un infierno de violencia. Si estás leyendo esto y estás en medio de una relación de las que ahora llaman tóxica … simplemente: Toma tus cosas, a tus hij@s y lárgate de ahí …pero por sobre todas las cosas: No vuelvas nunca. Hay mundo, hay vida más allá de la prisión que nos auto-imponemos auto-engañándonos. H-U-Y-E ¡YA!

5. Has realizado numerosas puestas en escena (obras de teatro) llevadas a decenas de escuelas, donde el contacto con los y las estudiantes ha sido para sensibilizarlos y concientizarlos. Con base en lo que has visto en las escuelas, ¿qué hace falta implementar para ayudar, desde las aulas, a la lucha contra la violencia de género?

Lo primero: formar a los maestros y maestras … es increíble que las peores idioteces discriminadoras, con cero conciencia de género, las opiniones más absurdamente estúpidas en materia de salud sexual y reproductiva, las he escuchado en boca de algun@ de las y/o los maestros, funcionarios y/o trabajadores sociales, que tienen a su cargo a l@s jóvenes y niñ@s.

Se sorprenderían también, si les cuento algunas honrosas excepciones: en el valle del Mezquital, en una escuela rural, con alta población indígena ñahñuh (ojo: enclave priísta) pude dar una función para 2000 niños y niñas y me permitieron hablar ampliamente de todo, desde prevención de embarazo adolescente hasta aborto.

Otro ejemplo, en Baja California Sur… (ojo: enclave panista) pude llegar a 18,763 estudiantes entre primarias, secundarias y bachilleratos y fuimos de la mano de las autoridades y brigadas de salud reproductiva. En cambio a l@s funcionari@s a las que me acerqué en las alcaldías de CDMX, (enclaves tutti frutti) les pasó de noche el tema, porque simplemente no hay pronunciamiento oficial al respecto, no les interesa el tema porque no lo ven como capital electoral y simplemente porque no dimensionan la importancia de detener la pandemia de embarazos entre adolescentes. Falta todo en esta materia. Y ni modo que me acusen de “fifí” o retrógrada …¡faltaba más!.  No voy a dejar de señalar los hoyos negros en la política pública actual.

Señalo con mucho cariño desde el lado más izquierdoso y rojo del corazón.  Falta que ya se enteren de que falló el decreto:  No se acabó el neoliberalismo, el patriarcado y el machismo, siguen diezmando a la población; que las cifras son mucho más elocuentes que las de la pandemia por SARS-COV: si hay 50,000 muertos por coronavirus, al día de hoy, paralelamente, hay muchos más miles de muertes por violencia de género, trata de personas, desaparición forzada, homicidio y feminicidio … ¿cómo queremos que haya paz social?

Y mi otra pregunta en respuesta a tu pregunta: ¿aulas?, ¿cuáles aulas? … Empecemos por construir escuelas donde no las hay. La justicia verdadera se traduce en que una niña o niño campesinos, indígenas, logren ir a una escuela, sin que el esfuerzo les destroce los pies en horas de camino; que puedan estudiar porque no los van a incorporar a las filas de la narco-siembra; que no vivan errantes en el desplazamiento; que no teman ser asesinados en un fuego cruzado; que desayunen, coman y merienden; que tengan útiles y ropita para ir a la escuela; que no sean vendidas o vendidos como animales de granja; que las niñas no tengan miedo de ir al baño o menstruar por miedo al abuso sexual; que no tengan que dejar los estudios para esperar la llegada de una pipa de agua; que no asesinen a sus maestras o maestros; que la escuela sea mucho más que un lugar para adquirir información muerta e inservible. Ya luego jugamos con trenecitos, avioncitos y al “petrolero retro” …todos esos juegos “de niño muy machito” pero bien anacrónico.

ACTUACIÓN

6. Tienes una trayectoria de más de 40 años que te respalda. Estás preparada desde la formación académica profesional. ¿Cómo ve Cristina Michaus el camino que le ha costado para llegar a ser, por ejemplo, ganadora del prestigioso Premio Ariel, en una ocasión, y seguir en este medio, en comparación con el mundo de la actuación hoy en día? Es decir, ¿hay mismas oportunidades ahora que antes, para las mujeres?

Bueno, increíblemente tengo qué decir: hay las mismas “oportunidades” , porque es el mismo sistema mercantilista que determina que:  joven y bella es igual a chamba probable, aunque no garantizada. Para las “ruquitas” de mi edad, es una flojera el panorama que nos ofrecen: personajes estereotipados, aburridos (la abuelita del chocolate, la tía, la madre abnegada o perversa, la frustrada chistosa o la ninfómana decadente).

¡Demonios! Tengo 58 años, soy una persona activa, productiva, ágil, sana, con cierta sabiduría…tengo a mi alrededor decenas de actrices de mi edad (o hasta unos lustros mayores) y estamos la mayor parte del tiempo: desempleadas. Pienso en Glen Close, Judy Dench , Salma Hayek o Helen Mirren… y hasta las colegas españolas que se sorprenden cuando se enteran de nuestra patética situación. Vuelvo a mi triste tonada: en Latinoamérica una mujer está “quedada” a los 25 … si a los 35 “no te has realizado como madre, te ganó el reloj biológico” y el Estado consideró prudente cerrar las guarderías para que “Las abuelitas cuiden a los niños”. ¡NO!, “Las abuelitas” estamos saliendo a conseguir el pan de cada día, en la industria cinematográfica, teatral, medios de comunicación, redes sociales, artes plásticas, literatura, danza, performance…y por supuesto en toooodas las áreas de la productividad, existentes y por existir. Muchas están perdiendo la batalla en medio del desaliento y la soledad, pero muchas otras aquí andamos … Es igual y será igual mientras no podamos unir nuestras fuerzas y cambiar estos paradigmas.

7. Sobre tus personajes realizados. Cuéntanos cuál de todos los papeles en filmes de TV ha sido el que más reto implicó para ti y por qué. ¿Se le tienen más cariño o valor a los personajes que derivaron en un Premio o no necesariamente un premio hace querer más a un personaje?

Tengo especial cariño por un personaje que interpreté en una telenovela que se llamó “Señora” … es un cariño complejo, porque era una villana tremenda, una asesina, una delincuente sin ley …ese personaje era todo aquello en lo que Yo debí haberme convertido en la vida real, tan solo por la vida que llevé desde adolescente… “Leticia Chávez” era maldad pura y rencor social. Fue tan contundente la actuación. Experimentar que me odiara la gente y me lo manifestara en la calle; que me agredieran; que se burlaran de mí, aún con mi propio hijo en brazos … Entonces me dí cuenta del poder que tenía la televisión, que entra sin pasar aduana, a la sala de tu casa y fomenta diariamente la violencia; la normaliza, hasta la hace simpática. Con mucho dolor para mi economía familiar: decidí dejar de hacer Telenovelas … dedicarme solo al cine, por un tiempo… (20 largometrajes y unos 56 cortometrajes).

Personaje Gran Favorito: Amo a “Tomasa Rojo” de la película “El tigre de Santa Julia” porque exigió de mí el emplearme a fondo como actriz; ser competente en cuanto a manejo de armas; realizar “sin doble”, las escenas de acción; montar a caballo, etc , pero sobre todo, rendirle homenaje a las mujeres víctimas de violencia de género. Y lograr la complicidad del gran director: Alejandro Gamboa.

Aquí puedes mirar la película “El tigre de Santa Julia”, donde participa Cristina Michaus

En el Teatro sería interminable contar los grandes personajes y momentos vividos; desde el Teatro Blanquita hasta la Compañía Nacional donde protagonicé desde Tragedia Griega dirigida por José Solé, hasta lo mejor del Teatro Mexicano Contemporáneo. Temporadas en los grandes teatros del IMSS, del ISSSTE, formar parte de la Compañía del Festival Cervantino; las compañías independientes; los experimentos… en fin, son 45 años.

Pero lo que no cambio por nada son mis personajes llevados al barrio, a la escuela, a las plazas abandonadas en una sierra…Arte útil para quien más lo necesita …Porque el arte es un artículo de primera necesidad que alimenta, transforma y es vital para el crecimiento del espíritu humano. Por eso, mi monólogo “Con don de decidir” me ha dado en éstos últimos 4 años los más grandes Premios…mis Palmas de Oro.

8. Aparte de ser actriz, has sido directora, maestra, escritora, poeta, productora, promotora, coordinadora, funcionaria, diseñadora y activista social. En estos meses de aislamiento social ¿qué faceta has podido desempeñar desde casa y qué has descubierto de ti durante estas semanas?

Reafirmé que la peor pandemia es la ignorancia; que el peor virus es la inconsecuencia. Muy poco cambió en mi vida porque hace muchos años que vivo en una simplicidad minimalista; en sana distancia de la mierda civilizante y con un confinamiento moderado hacia el interior de mi ser.

Sin embargo, tengo que reconocer que cuando al Titular del Ejecutivo, se le cuecen las habas por regresar a las comunidades, para dejarse caer en las olas de adulación; en el trigal de manos que se extienden, suplicantes de un segundo de cariñito mesiánico… ¡no saben cómo lo comprendo!… Lo único que extraño, es el contacto con el público, en vivo, en directo y en carne propia.

Por otra parte, el silencio, las calles vacías, mudos los templos, centros comerciales o casinos… es una delicia para mí. No he parado de crear, sistematizar, evaluar, preparar y buscar ventanas para todo tipo de contenido… sé que no soy la única y ustedes son una prueba viviente y enormemente gratificante, de que el caudal de potencia femenina siempre encuentra salida y vasos comunicantes con otras que son nosotras.

Por ello gracias y bendiciones para ustedes … mujeres maravillosas y por esta inmerecida distinción. A quién molesten mis palabras le ofrezco una disculpa…no hagan corajes…el enemigo común de las y los mexicanos, está allá afuera y se llama estado patriarcal …Por este lado, ¡SOMOS AURORA!

9. ¿Quiénes son las mujeres (u hombres) que te han inspirado a ser la mujer que has llegado a ser hasta hoy?

Sor Juana Inés de la cruz, Juan Rulfo, Hipatía de Alejandría, Leona Vicario, Andrei Tarkowski, Ignacio Ramírez “El Nigromante”, Nina Simone, Mi madre, Rosa Parks, Ana Iturbe, La compañera Marychuy; Mi tía:  fundadora de 12 orfelinatos para niñas, Esther Chávez Cano,  Sarma Fogele , Mi hijo y la Diosa primigenia cuyo nombre ha sido borrado.

10. ¿Qué le falta hacer a Cristina Michaus, después de 42 años de trayectoria artística? ¿Hay algo que le gustaría ser o crear que aún no haya hecho?

Me gustaría vivir sana para conocer a mis nietos(as).

Algo que debería hacer pero que no me gustaría hacer por la extrema dificultad que implica: diseñar, luchar y llevar a cabo una política pública nacional, que involucre educación, salud, cultura y agronomía , en la perspectiva de la verdadera paz social (o sea con equidad). Ahora que triunfe el “Alto Comisionado Femenino de Gobierno” en la refundada “Nación mexicana”, piensen en mí para esa chamba … conste que no me estoy candidateando para el hueso… hay perras que preferimos las verduras…jijijij.

El arte es un artículo de primera necesidad que alimenta, transforma y es vital para el crecimiento del espíritu humano

Cristina Michaus

Las 20:20 de Cristina Michaus

Quisimos conocer qué es lo primero que piensa Cristina al oír las siguientes palabras. 20 palabras, 20 respuestas cortas.

  1. Universidad Veracruzana: Alma Mater
  2. Actuación: Comodidad
  3. Mujer: Creación
  4. Tomasa Rojo: Alegre rebeldía
  5. Fonca: Limosna
  6. Joaquín (el Chapo) Guzmán Loera: niño campesino mexicano que “triunfó en la vida”
  7. Teatro: Hogar
  8. Feminicida: Enfermo
  9. La mina de oro: Diversión
  10. Poesía: Un arma cargada de futuro
  11. Dorjeé: La luz en el ataúd donde habito
  12. De la calle: Tristeza profunda
  13. La caimana: Travesura
  14. Dios: Morgan Freeman o God = Generador Ordenador Destructor
  15. Ciudad Juárez: Infierno
  16. Película favorita: “El sacrificio” de Andrei Tarkowski
  17. Libro favorito:Luvina” de Juan Rulfo leído por Juan Rulfo
  18. Lugar favorito: El Nilo con sus 7 países o cualquier sitio de buceo en Océano o cenote.
  19. Color favorito: Azules de mar
  20. Aroma favorito: Loción para caballero… jaja …con todo y caballero jajaja …Por favor : que incluya caballo jajajajaja.

Le agradecemos infinitamente a Cristina Michaus que nos haya compartido sus palabras sabias, directas y concientizadoras.

Para conocer más sobre Cristina te dejamos sus redes sociales oficiales: Facebook, Youtube, Instagram, Twitter.