11 de febrero es el Día Internacional de la Mujer y Niña en la Ciencia.

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia ¿Por qué es relevante este día?

El 11 de febrero es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una fecha que nos permite seguir reflexionando sobre la necesidad de crear narrativas con protagonistas científicas. Es necesario que las niñas puedan ver en las ciencias, en las matemáticas, en la física y en las ingenierías una vida profesional posible y un espacio para cambiar el mundo.

Si estás interesada en la educación de tus hijas, eres educadora o eres esa tía que quiere lo mejor para sus sobrinas, este artículo te ayudará a identificar la importancia que tienen las ciencias, la tecnología, las matemáticas y las ingenierías en su presente y en su calidad de vida.

Empecemos, como dicen, desde el principio: Este artículo se centrará en algunas recomendaciones de series, películas y actividades de las áreas que se conocen por su acrónimo en inglés STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas).

¿Cómo se relacionan las matemáticas con el futuro de una niña?

Primero debemos confesar que esta respuesta la han reflexionado organizaciones nacionales e internacionales. Un ejemplo es la UNESCO que desde el 2015 generó un programa especializado en disminuir la brecha de género y su relación con STEAM.

Ahora, sabiendo que este tema es de interés internacional, debemos subrayar que las carreras mejor pagadas están justamente relacionadas con las matemáticas, la ciencia, la tecnología, la física y las ingenierías. La principal relación es con las oportunidades laborales para su futuro.

¿Quiénes son esas personas, las mejor pagadas?

Sí…seguramente ya lo sabes, no son las mujeres. Las mexicanas, según la Red Iberoamericana de la Ciencia y Tecnología, eligen con mayor contundencia carreras relacionadas con ciencias sociales, y ¿por qué no alguna relacionada con las matemáticas, la física, la química? Esta pregunta nos lleva a cuestionar el contexto.

Es decir, todo lo que rodea a las decisiones de las niñas y las adolescentes: la familia, las amistades, las amigas de la escuela, las redes sociodigitales, y todo aquello que consumen en el entretenimiento y el ocio.

Los apapachos son indispensables para las ciencias

Dentro del contexto, tenemos al núcleo más cercano: la familia y con ello, la importancia que tiene como institución. Si tu mamá estudió alguna carrera, si en la infancia tuviste algún modelo femenino a seguir (una tía por ejemplo), ¿tenía alguna carrera? Y luego preguntarte ¿era una carrera relacionada con las ciencias?

Otro factor además de las familias (sí, las diversas familias), es la relación con tu escuela, estar en aulas libres de discriminación donde impere el respeto, la solidaridad y la diversidad. Cuando hay apertura, ellas tendrán mayores oportunidades para probar, fallar y volver a intentar.

Seguramente ya estarás recordando un poco de cómo viviste la infancia y recuerdes algún modelo a seguir. “Yo de grande quisiera ser como mi hermana, o como mi tía”. Tal vez ahí encontraste inspiración para hacer lo que ahora haces. Pero si no hubo ese modelo o inspiración a seguir, entonces ¡manos a la obra!

¿Por dónde empezar?

Pregunta complicada, pero, la realidad es que hay un mundo de posibilidades para acercar las ciencias a las niñas. Hoy tenemos acceso a multiplataformas con contenidos riquísimos para pensar, reflexionar, imaginar y crear otros mundos posibles para ellas.

¡Que la cocina y el patio sean tus propios laboratorios!

Si bien, hoy, el sistema escolar en México (y prácticamente en casi todo el mundo) aún está atravesando por la pandemia, una forma de conectar con la creatividad es realizar experimentos caseros en el patio o en la cocina. Para ello, pueden encontrar actividades que estarán relacionadas con la física y con la química de una forma divertida.

Pero, mis clases de química eran aburridas…

Tal vez te acordarás de tus clases en bata en el laboratorio en la preparatoria. Si tuviste alguna profesora o profesor con amor por la materia, puede que te haya transmitido el amor por los experimentos, pero si no es así, hoy hay otras innovadoras opciones para las nuevas generaciones.

Recomendación de miniserie para científicas

El Fascinante Laboratorio de Emily se lleva las palmas por ser un contenido corto, divertido, propositivo en estas áreas científicas y sobre todo porque además de hacer experimentos en el estudio con la participación de niñas y niños, incentiva a la curiosidad y a la investigación a través de retos para hacer en casa.

El Fascinante Laboratorio de Emily

Pero, no soy una experta en ciencias

Que no cunda el pánico. Si bien, una actividad que ayudará mucho a las niñas a visualizarse como científicas tendrá que ver con los modelos a seguir, lo más importante, es acercarle lecturas, series, caricaturas, películas que tengan el objetivo de romper estereotipos de género.

Recién tuve la oportunidad de revisar la película de Kiki entregas a domicilio, una película que conjuga muchos simbolismos del feminismo. El primero es que es una joven bruja que tiene que buscar un nuevo lugar para probar su magia e independencia y así ser una “verdadera bruja”.

Además de que la protagonista tiene la compañía de un gato (como toda bruja) podrás identificar la importancia de tener tu “propia habitación”, como ya lo advertía Virgina Wolf. También la película muestra la motivación por parte de sus pares, las mujeres, para fortalecer su autoconfianza desde la niñez.

Todo comunica. Por ello, ¡motiva a las niñas que tienes cerca! Es necesario tu apoyo y aliento en todas las etapas de la vida de las niñas y las adolescentes que independientemente de la carrera que elijan, necesitarán tu apoyo para lograrlo.

Y por si te falta un poco más de inspiración, Jane Goodall te recuerda los ingredientes secretos:

  • Ser valiente
  • Soñar fuerte
  • Creer en aquello que te encanta
  • Y… ¡No te rindas!