La violencia de género como definición oficial es un tipo de violencia que «se ejerce  contra las mujeres por ser mujeres, ubicadas en relaciones de desigualdad en relación con los hombres en la sociedad y en las instituciones civiles y de estado” ¹.

La violencia doméstica, considerada uno de los mecanismos más arraigados en la sociedad, y la violencia sexual, que puede analizarse como una imposición de poder a la fuerza; son tipos de violencia de género que han irrumpido en el arte desde el inicio de la sociedad.

La violencia doméstica, considerada uno de los mecanismos más arraigados en la sociedad, y la violencia sexual, que puede analizarse como una imposición de poder a la fuerza; son tipos de violencia de género que han irrumpido en el arte como un reflejo de la misma sociedad.

En los relatos mitológicos de la antigüedad, son abundantes los ejemplos de violación. Que, además, han ido evolucionando para continuar integrándose a las representaciones escénicas, pictóricas, y demás.

Entender el significado simbólico de la violencia,  y a su vez, los tipos de violencia de género, es lo que nos permitirá hallar de manera mucho más clara su presencia en el arte.

La representación simbólica de la violencia de género

El símbolo no es más que la representación gráfica o sensorial de una idea. Entonces,  si entendemos la violencia de género como un conjunto de acciones e ideas que representan ese símbolo, en esa gran y amplia definición, encontraremos la violencia de género simbólica, prácticamente en todos los géneros.

La anulación en los discursos sociales y personajes representativos de las narrativas, tanto antiguas como contemporáneas, es una violencia simbólica a través del lenguaje.

Las aproximaciones al lenguaje inclusivo, nos otorga una visión de cómo también el lenguaje compone formas racistas, violentas y misóginas.

La violencia simbólica es un concepto que ha sido mucho mejor analizado por Pierre Bourdieu  ², él aborda el tema desde el punto de vista social, donde describe a la violencia simbólica como una forma de dominio que se ejerce sin justificarse, y que contiene los canales comunicacionales adecuadas, para en múltiples países ser aceptada.

Los símbolos construidos sobre una falsa percepción física o social de la mujer, son otro ejemplo de violencia simbólica, y suelen ser los más explotados en expresiones artísticas, o mejor dicho, producciones del show businness que generan una alta aceptación, y cuyo contenido es consumido a través de los canales ya establecidos para ejercer violencia, como explicaba Pierre.

La violencia de género en la cultura audiovisual

“Married with Children” o Casados con Hijos en la mayoría de Latinoamérica, fue una de las primeras sitcoms transmitida en en Estados Unidos a finales de los 80’s, y reversionada en varios países de Latinoamérica, incluyendo Colombia y Argentina, incluso hasta principios de la década del 2000.

Esta serie está repleta de humor machista y violencia de género, y actualmente sigue siendo transmitido en un canal de televisión abierta argentino llamado Telefé. ¿Es una violencia simbólica de parte del canal transmitir este contenido? Y ¿Por qué el rating y el consumo de este tipo de contenido se sigue imponiendo? 

El Arte de Vender

En el 2010, el fotógrafo Terry Richardson, se involucró en una polémica al representar en esta portada una violencia simbólica por la acción del ahorcamiento. Aunque Terry siempre ha sido un fotógrafo subido de tono, el uso de este lenguaje violento en una revista de moda, fue lo que lo hizo altamente criticado, ya que estratégicamente se utilizó un símbolo de violencia para vender más revistas.

La visual de la mujer en la cultura contemporánea como símbolo violencia 

Hablamos de la violencia como imposición de poder, por lo que podríamos asimilar que la imposición de una imagen o arquetipo de mujer, es también una imposición y un símbolo de violencia.

La imagen fetiche  o de erotismo, representada en la actualidad en la mayoría de medios de comunicación y plataformas sociales, reproduce una condición que cada vez está más latente.

En esta primera entrega podríamos concluir que a nivel histórico, se han instrumentado sistemas de violencia de género, que a través de sus diferentes tipos y grados, han sido representados sustancialmente en todas las artes, y en la actualidad, en los medios y plataformas de consumo de contenido.

La principal reflexión que nos impacta fuera del arte, es entender el rol simbólico que ejerce la mujer en la sociedad, y cómo a través de la percepción social. Cuando suceda esta principal y prioritaria transformación, esta onda irá impactando en mayor o menor medida, en cada una de las artes. 

Si quieres seguir profundizando en otros géneros artísticos donde la violencia de género ha sido incluso el tema principal de muchos pintores y autores, te invito a leer la segunda parte, donde profundizaremos en la violencia representada a través de medios pictóricos y literarios.

Fuentes referenciales:

  1. Maquieira, Virginia. Mujeres, globalización, y derechos humanos. Ediciones Cátedra, Universitat de Valencia, Instituto de la Mujer. Valencia, España, 2006.
  2. Bourdieu, Pierre. La dominación masculina. Barcelona, Anagrama, 2000. Pg. 5