Actualmente las empresas mexicanas socialmente responsables respaldan la equidad social, destacando los derechos de la mujer.  

La igualdad e integración de género dentro de la economía del país, se ha hecho posible gracias a cambios y movimientos sociales que permiten darle un rol más protagónico a la mujer.

México se ha posicionado como principal referencia en América Latina para la igualdad de género en el ámbito empresarial, siendo pionero en alzar la voz y proponer programas de trabajo sin discriminación. 

Principales enfoques de las empresas mexicanas socialmente responsables

El objetivo de las empresas mexicanas socialmente responsables, es impulsar el crecimiento económico y retribuir a través de programas sociales, los beneficios que ha recibido con sus ganancias. 

Las empresas aplican políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) realizando donaciones de al menos el 1% de los ingresos obtenidos por las ventas de sus productos o servicios, a organizaciones no gubernamentales (ONGs), organizaciones sin fines de lucro o asociaciones civiles.

En segundo lugar, los productos y servicios que ofrecen las empresas están comprometidos en cuidar el medio ambiente, haciendo campañas y eventos dirigidos a fomentar la sostenibilidad y conciencia ecológica.

Además estimulan la moral, la ética y la promoción de los valores de responsabilidad social en su organización, ofreciendo un empleo digno, respetando a las personas, involucrándose con la comunidad y utilizando la equidad y justicia como políticas de funcionamiento.

En este sentido, las empresas mexicanas socialmente responsables están impulsando programas y proyectos sociales orientados a sus comunidades más cercanas, detectando las principales problemáticas que son parte de su día a día. 

Por ello, la igualdad de género está presente entre los principales objetivos de la RSE, a fin de que la mujer sea reconocida y valorada dentro de las organizaciones. 

Equidad de género: ¿Es realmente aplicada?

La equidad de género es aún un punto de discusión. Aunque existen muchas organizaciones que han creado programas y ONGs dedicadas a la inclusión e igualdad para la mujer en México, todavía hay mucho camino por recorrer.

Pero es muy importante continuar abordando el tema, ya que con la equidad de género se podrá alcanzar el éxito que se busca.

Un 40% de las empresas mexicanas socialmente responsables, se han unido para derribar las barreras de la equidad de género. Los resultados obtenidos han sido sorprendentes, en los cuales se destaca el crecimiento del liderazgo femenino.

Esto permitió la apertura de nuevos espacios gerenciales y organizaciones importantes para las mujeres. Aún hay mucho en qué trabajar, pero los logros alcanzados hasta ahora dan esperanzas para continuar conquistando el territorio de la equidad.

aportes de empresas mexicanas socialmente responsables

Parámetros para promover la equidad de género en las empresas

Para cambiar la realidad que se está viviendo en cuanto a la desigualdad de género, se están llevando a cabo iniciativas en el mercado laboral que garanticen el crecimiento y desarrollo en todas las áreas de la mujer. 

ONU mujeres y el Pacto Global Red México en conjunto con otras organizaciones dedicadas a promover la igualdad de género en las empresas mexicanas socialmente responsables, recomiendan el uso de parámetros sociales.

Liderazgo femenino

El empoderamiento femenino es el primer principio que se está aplicando para lograr que todos los demás se cumplan.

Las mujeres en cargos gerenciales contribuyen de manera eficaz al trabajo en equipo, logrando consolidar en muchas empresas grandes logros y avances.

La mujer trae innovación, inclusividad y empatía, además puede cumplir diversas funciones al mismo tiempo, valora la cooperación del equipo y tiene sociabilidad con su entorno laboral.

Igualdad de remuneración

La igualdad en la remuneración es un punto muy discutido ya que las mujeres han denunciado que no perciben las mismas oportunidades y que su sueldo suele ser inferior.

En cifras extraoficiales el 43% de las mujeres productivas laboralmente en México, no pueden ejercer ningún cargo de liderazgo en sus empleos. Según INCO las trabajadoras mexicanas tienen poca seguridad, y condiciones que les permitan cumplir con su trabajo.

Las mujeres ganan un 19.2% menos en sus trabajos ocupando el mismo cargo que un hombre.

Para contrarrestar esta desigualdad, las mujeres se han enfocado en trabajar en el sector informal, ya que de esta manera logran disminuir la brecha económica que se genera por déficit salarial. 

Según la (OCDE), para el año 2018 México ocupaba el quinto lugar en los países con desigualdad salarial de género, debido a algunos factores culturales, históricos y sociales.

Para frenar este problema se aprobó en el Senado mexicano en el 2021, reformas a distintas leyes para que se garantice la igualdad en la remuneración salarial entre hombres y mujeres.

Empresas mexicanas socialmente responsables en Latinoamérica

Cultura inclusiva

En los esfuerzos mancomunados de ONGs, activistas, y organizaciones gubernamentales se logró la creación de leyes que logren la inclusión de género, pero aún no se aplican del todo.

Lo que se planificó, por ejemplo, con la Ley de Igualdad, que busca  incluir en las empresas y la sociedad a todos sin importar el género, aún no se ha alcanzado.

Falta camino por recorrer para lograr que la Ley se aplique efectivamente en la sociedad mexicana, especialmente en el sistema laboral, garantizando los mismos derechos y oportunidades sin importar el género. 

Políticas contra acoso sexual

Las cifras de acoso sexual en México son alarmantes. Según ONU Mujeres, 19.2 millones de mujeres en México sufrieron de algún abuso en algún momento de su vida y de cada 9, uno es de tipo sexual.

El Instituto Nacional de las mujeres (INMUJERES) ofrece asistencia a las víctimas, atendiendo las denuncias con absoluta confidencialidad. También busca garantizar el acceso de la mujer a la justicia ante cualquier abuso y además proteger su integridad personal.

Por este motivo, INMUJERES lleva a cabo una campaña llamada Cero tolerancia que busca “construir una cultura que denuncie y erradique el hostigamiento y acoso sexual”. 

Otras de las políticas creadas contra el acoso sexual, es el Protocolo para la atención de casos de hostigamiento sexual en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal (APF). 

Principales empresas mexicanas comprometidas con la equidad de género

El llamado del liderazgo femenino ha sido muy contundente y empresas mexicanas  socialmente responsables han respondido de manera positiva uniéndose al trabajo de la integración de género en el país. 

Entre ellas podemos destacar a bancos como Banorte y Banregio. También a empresas como Qualitas, cadenas de tiendas como Chedraui y Walmart México.

Estas empresas están haciendo un gran trabajo, unificando los derechos de género y haciendo que a niveles empresariales la brecha de exclusión cada vez sea más pequeña.

Además, ONGs y asociaciones civiles como Somos Aurora, están haciendo un papel fundamental para promover cambios en nuestra sociedad, a través de la participación activa de la mujer en diferentes espacios. 

Conclusión

Hasta ahora, hemos hecho un recorrido interesante en cuanto a cómo se vive la igualdad de género en México y, aunque todavía no se cumplen acuerdos y programas en su totalidad, ciertos sectores del país parecen esforzarse en impulsar un cambio hacia la equidad

Existe el compromiso en algunas organizaciones y áreas del gobierno, en lograr que la igualdad de género sea un objetivo principal y que la mujer pueda desarrollar todo su potencial sin que haya estereotipos culturales, sociales e ideológicos que la detengan. 

Las empresas socialmente responsables en México están haciendo planes y proyectos que consolidan el trabajo que hace la mujer en la producción del país, impulsando el cumplimiento en equidad de género.